La salud infantil y el equilibrio psíquico en general, más allá de la falta de enferrmedad y malestar, está muy relacionada con la realización personal, el proyecto de vida personal y la integración social. Pregunté a un niño de ocho años que era para él ser feliz. Me respondió que era poder hacer lo que realmente querías hacer. ¿ Qué es lo que quieren los niños ?

¿Ofrecemos relaciones seguras, estímulamos el aprendizaje, la comunicación, el juego, la creatividad. ?¿Elogiamos y promocionamos sus virtudes y talentos? ¿Potenciamos la colaboración y cooperación con los demás? ¿Premiamos la actitud de compartir el planeta y el cosmos del qué somos parte? ¿Cuándo olvidamos todo esto, cuándo perdimos el norte?

En este momento son muchos los niños y adolescentes que viven “distraidos” con las nuevas tecnologías, preocupados por ser los mejores en sus grupos, en una carrera inútil por competir pues siempre hay alguien mejor. Al tiempo, el síntoma que más nos preocupa es la falta de atención y la hiperactividad. ¿Le importa al sistema social la reflexión, la atención en los centros de interés de la Vida?

¿Qué harías si el dinero no importara? Quizás la pregunta te sorprenda, pero la respuesta es controvertida: haz lo que te guste aunque el dinero sí importe ¿que opinan?

 

¿Qué harías si el dinero no importara? Quizás la pregunta te sorprenda, pero la respuesta es controvertida: haz lo que te guste aunque el dinero sí importe ¿que opinan?

Publicado por Al Filo del Precipicio en Jueves, 19 de marzo de 2015

https://www.facebook.com/AlFiloDelPrecipicio/videos/554844417991831/

Deja un comentario