Nuestro gran error es intentar obtener de cada persona en particular las virtudes que no tiene, y desdeñar el cultivo de las que posee. Marguerite Yourcenar.

Talleres dirigido a orientar a padres y madres en el proceso madurativo infantil y de la adolescencia.

  • Descripción de la actividad: Ciclo de charlas coloquios sobre temas propuestos por los grupos sobre dificultades e hitos importantes en la educación de nuestros hijos e hijas.
  • Fecha: 2º Viernes de cada mes, a partir de Octubre de 2014
  • Horario: De 7 a 9 de la tarde.
  • Lugar: Consultar.
  • Costo del taller: 10 euros/taller 50 euros la inscripción en el ciclo completo.
  • Técnica responsable: Lic. Ana Mª Merás Llibre. Psicóloga Clínica. Psicoterapeuta. Directora de Psicosociodrama.
  • Objetivo:
    1. Crear un espacio que facilite el encuentro con nuestros hijos e hijas, y la modificación de roles parentales en conflicto, que bloquean una respuesta adecuada a las necesidades planteadas por en su desarrollo psicosocial.
    2. Iniciar un proceso de desarrollo personal, que nos posibilite el encuentro real con la persona que son, objeto de nuestro cuidado, protección y amor, tanto para que ser capaces de dar respuestas creativas adecuadas al momento y a su singularidad, como para alcanzar un mayor nivel de salud personal, en la pareja y en el sistema familiar y social.
  • Contenidos:

1-Paso a paso.

A partir del nacimiento todo es nuevo para el niño/a. El mundo le es desconocido, cada respuesta le es desacostumbrada y cada una de sus actuaciones necesariamente espontánea y cargada de originalidad. Los adultos a su alrededor, con su instinto de pervivencia social imponen sus esquemas sociales con el objetivo de enseñarle el modo de comportarse y responder a cada situación.

A partir de aquí, todo tendrá una representación en su interior. Cada cosa, cada concepto, cada categoría y relación con el mundo y las personas tendrán un significado particular y aprendido.

Sabrá lo que debe esperar, pensar, sentir y como actuar en cada momento. Poco a poco, dejará de vivir desde adentro, cada vez menos consciente de su yo como centro activo, de sus sensaciones y sentimientos, de su percepción, de su necesidad de saber más cosas sobre aquello que ve y de sus “ocurrencias” sobre lo que pasa.

Aprendemos y llegamos a ser personas, a partir de otras personas, importantes, significativas para nosotros/as.

2-Autoridad y Normas: Educar en libertad

La moral como conjunto de principios que regulan la conducta humana, evoluciona con el desarrollo psicológico infantil y juvenil. Las normas que rigen la convivencia familiar y social, finalmente constituyen un marco de referencia para los/as niños/as y jóvenes donde descansa la motivación de su comportamiento y de donde parten las iniciativas que desarrollan.

Autoridad es la capacidad que tiene alguien por sus recursos, sabiduría y desarrollo para ser apoyo, sostén y camino de crecimiento para otros que no la tienen aún. Los/as niños/as aprenden lo que viven, a partir de la experiencia y en la relación con adultos importantes para ellos/as.

3-Educación afectivo-sexual.

La respuesta sexual humana supone en cualquier caso el compromiso de lo biológico, psicológico y social. Explica procesos tan importantes como la construcción de la identidad de género, las orientaciones sexuales, la autoestima o las relaciones afectivas en un marco histórico y cultural concreto. Exige habilidades de comunicación, capacidad para analizar nuestros sentimientos y gestionar conflictos para poder resolverlos, un ajuste, en definitiva entre nuestros deseos y la posibilidad de realizarlos adecuadamente. La educación sexual de los/as jóvenes más allá del mero conocimiento biológico, del conocimiento de sistemas de protección contra enfermedades de transmisión sexual y embarazo, precisa habilitar un espacio donde poder expresar las dudas, creencias erróneas y fantasías que crean ansiedad y bloquean una respuesta adecuada y creativa.

4-Dependencias.

Cuando abordamos el fenómeno actual de las Toxicomanías en los adolescentes, tenemos que hablar del momento evolutivo en que se encuentran, de las características de personalidad que los hacen más vulnerables, de los recursos del entorno familiar para afrontar el problema y para ser reestructurado, de los recursos comunitarios y de los factores sociales implicados.

El adolescente que opta por una reorganización radical, manifestará signos temporales de inadaptación en la esfera del comportamiento y en el pensamiento. Los mecanismos de estabilización son múltiples y dependen tanto de cómo consigue reorientar su energía, como del modo de reaccionar de los padres ante esta dislocación del madurar.

5-Educar para la igualdad.

El incremento sostenido de la violencia de género y una mayor incidencia en la población joven en los últimos años, justifica la intervención que se ha estado realizando en los grupos de bachillerato estos 3 últimos años y la convocatorio que hacemos a las familias de chicos y chicas para compartir algunas reflexiones sobre este tema.

Un estudio descriptivo realizado en institutos madrileños con adolescentes y jóvenes de edades comprendidas entre los 15 y 19 años, nos permite recoger información sobre las creencias y roles sociales presentes en la juventud, en relación con diversos mitos que dan origen, perpetúan y justifican la violencia de género. Perpetúan la cultura y convierten a los jóvenes en protagonistas presentes y futuros de un drama social que no terminará si la sociedad no se define seriamente en un afrontamiento radical del problema. Y ha de ser radical, porque tiene profundas raíces psicosociales y culturales, de larga trayectoria histórica y universal.

La adolescencia es un momento de “despertares y nuevas experiencias”. Los sentimientos son extremos e intensos, se quiere apasionadamente, se confía ilimitadamente en las buenas intenciones de los demás, siempre que los demás no sean sus padres y otros/as adultos/as, frente a los que se están afirmando.

El pensamiento abstracto y la capacidad de anticipar consecuencias, apenas empieza a desplegarse. La red social, los amigos y amigas sustituyen a la familia como grupo de apoyo y contención. El grupo es la matriz de acogida donde se pueden compartir las dificultades y experiencias del desarrollo de los recién estrenados roles sexuales. La familia no es consciente aún del proceso de cambio, de la necesidad de ensayar y reconocerse en un nuevo cuerpo, con una nueva identidad, con la necesidad de manejar y canalizar nuevas sensaciones y deseos, y de integrar una nueva percepción y conciencia del mundo que aportan los nuevos procesos de pensamiento. Los adultos pertenecen a un mundo viejo con otros valores. Sus consejos e instrucciones dejan de ser válidos. El grupo de iguales es protagonista, tiene más crédito.

6-Inteligencia y Emoción: Desarrollo saludable.

No siempre la causa de los problemas de aprendizaje escolar y de integración social, son debidas a escaso potencial intelectual, sino a dificultades de afrontamiento emocional, de afrontamiento de situaciones de estrés, de control de la impulsividad y de un estado de ansiedad que dificulta el enfoque de la atención y otros procesos intelectuales necesarios para el buen desempeño de las tareas escolares.
Determinar la dimensión donde se está dando la dificultad concreta de cada niño/a, nos va a facilitar la intervención adecuada y ajustada a su realidad singular, con los recursos adecuados para el desbloqueo de su capacidad intelectual y su desarrollo.

TALLER

Crecer Juntos

Deja un comentario