A pesar de todos los cuidados y competencia familiar a veces tenemos dificultades y en este caso, la competencia significa encontrar la ayuda profesional adecuada para nuestr@s hij@s y crecer juntos trabajando por la salud.

En primer lugar el/la pediatra hace un seguimiento de su salud y normal desarrollo madurativo de l@s pequeñ@s, nos alertará cuando algo no vaya bien con arreglo a Problemas generales del desarrollo, más relacionados con causas orgánicas,  genéticos, problemas de la gestión, del parto, etc. Pregúntale si algo te llama la atención, te preocupa o no te cuadra desde el sentido común. Infórmate y lee sobre el desarrollo normal y saludable en la infancia, conocerás y comprenderás mejor en que momento se encuentra y por tanto mejorará la atención que le dedicas.

Los niños también se deprimen y presentan cuadros de ansiedad. Todos los trastornos afectivos y de ansiedad pueden estar presentes aunque los sintomas a veces varíen y algunos trastornos son específicos de este momento de la vida, o comienzan a esta edad y evolucionan posteriormente, como la Ansiedad de separación y los trastornos de conducta, que seguramente conoces porque son conocidos y están relacionados con comportamientos muy evidentes que causan problemas en el área social, escolar y familiar.

Si la situaciones de abuso de cualquier tipo, maltrato o violencia física, verbal o psicólogica expone todas las personas a trastornos de estrés y estres postraumático e incluso extremo, en la infancia adquiere unas características devastadoras y especiales en cuanto sus consecuencias. No solo son victímas l@s menores cuando la violencia se ejerce sobre sus personas sino sobre personas significativas como es la madre. Señalamos por tanto muy especialmente la violencia sufrida por los menores expuestos a violencia de género y la violencia entre iguales o acoso escolar. La violencia de género sufrida por las niñas y adolescentes es de especial importancia dado que la ley por ser menores no la considera de este modo.

No es propósito de ese espacio describir todos los trastornos infantiles, tan solo indicar algunos indicadores que pueden orientarte y alertarte de que algo no va bien. En cualquiera de ellos, no tienen que estar presentes todas estas señales, basta con algunas, pensamos en comportamientos no puntuales, sino frecuentes o con una duración en el tiempo suficiente o muy intensos en su manifestación  o que afectan claramente a su ajuste personal, escolar, familiar, social y el normal desarrollo de lavida cotidiana :

  • Tiene problemas relacionados con el sueño que dificultan un descanso suficiente: insomnio, somnolencia, pesadillas, despertar frecuente o temprano, escaso.
  • Tiene problemas relacionados con la alimentación y quejas de malestar físico: pérdida del apetito o todo lo contrario, vómitos, molestias gástricas o intestinales, dolores de cabeza… se queja de molestias y dolores diversos y ya hemos descartado una causa orgánica, en primer lugar.
  • Tiene problemas relacionados con el concepto de sí mismo, se define de forma negativa, dice cosas negativas de sí, no cree o confía en su valía o capacidad, no se capaz de hacer las cosas bien. Piensa que es malo, que le pasan cosas malas o que algo malo va a pasar, que los demás no le quieren, le miran mal o hablan mal… Sea o no cierto, hay que ocuparse.
  • Está triste, llora con frecuencia, se muestra agresivo, tiene rabietas o esta malhumorado/irritable/enfadado, de forma desproporcionada y ante cualquier frustación. Está cansado, desmotivado, no le interesa ni disfruta con cosas que antes le movilizaban. Se ha vuelto reservado, silencioso, callado, no responde.
  • Está ansioso, se muerde la ropa/las uñas/, no para, pasa de una a otra actividad sin terminar ninguna, parece que respira mal/ se ahoga/le falta aire, esta inquieto, siente opresion en el pecho, muestra ticks o movimientos repetitivos sin objeto, tartamudeo.
  • Le obsesionan o preocupan excesivamente algunos pensamientos que le invaden sin causa real o presenta un miedo irracional ante determinados contextos, personas, cosas, situaciones (fobias, manias, etc)
  • No tolera la ausencia de personas significativas en absoluto, o se pregunta cuando sucede constantemente por su retorno, posibilidad de que no vuelva o le pase algo malo. Todo lo contrario también es significativo, el excesivo afecto y confianza hacia personas con las que no hay un vinculo establecido.
  • Se hace pis en cama, especialmente cuando ya no se hacía y después de los cinco o seis años. La ropa interior la mancha de heces y no obstante nunca se da cuenta, no es consciente de que esto suceda y no siente ganas de hacer cacas.
  • Tiene problemas en la escuela en su relación con los iguales o con la autoridad, tiene miedo de ir, no rinde o ha bajado el rendimiento escolar, no presta atención, se distrae o parece ausente. Se muestra suspicaz, desconfiado, mal interpreta lo que le dicen, oculta información, se pelea, miente, rompe cosas, muestra crueldad con los animales o las personas.
  • Cuenta cosas que nadie nunca puede confirmar, oye o ve cosas que no están ahí, no establece contacto ocular, no tolera el contacto corporal, se aisla

Tod@s l@s niñ@s pueden tener en alguno momento cualquiera de los comportamientos mencionados, son normales en algunos momentos evolutivos o como respuesta a una respuesta ambiental ante la que sufren y regresan a etapas anteriores donde se sintieron mejor. No es normal que se instauren y permanezcan en el tiempo.

DIME

Psicología Clínica y Terapia Infantil

Deja un comentario