Red de Encuentro Social

REDES, Red de Encuentro Social, es una Asociación sin ánimo de lucro, fundada en 2003 con la finalidad de posibilitar un espacio de trabajo orientado a la prevención, asistencia, formación e investigación en violencia y de forma especial en la violencia de género y la violencia infantil. Redes trabaja con grupos en intervenciones de carácter psicosocial, con metodologías de acción y profesionales de distintas disciplinas del áreas de la salud y las ciencias sociales y considerando que su trabajo tiene como finalidad última los cambios en las comunidades donde actúa. Desarrollo en este sentido el proyecto Ni rastro de amor en la violencia, Psicodrama con Infancia y adolescencia de especial protección y Kanaima. Actualmente trabaja en un proyecto de atención a vícitimas de violencia y en la formación de profesionales en Sociopsicodrama en colaboración con el Centro Zerka Moreno.

Ni rastro de amor en la violencia.

Este programa orientado a la intervención y prevención de la violencia de género en la adolescencia y primera juventud, se fundamenta en las conclusiones y reflexiones aportadas por el estudio que realizó en 2002-2003 la Federación de Mujeres Progresistas, en la línea de trabajo de la prevención de la violencia de género en la adolescencia, con 450 adolescentes de varios institutos de la zona centro de Madrid.
Los objetivos del estudio, fueron averiguar que actitudes, valores y creencias, relacionadas con la violencia de género, estaban presentes en la adolescencia.
Se Recogió la información a partir de cuestionarios con preguntas cerradas de respuesta múltiple y preguntas abiertas que posteriormente fueron codificadas para su análisis. Otra importante fuente de información fue el trabajo práctico con los alumnos/as, y su expresión espontánea en actividades de debate y rol-playing.

Nace a demanda de la comunidad escolar donde se desarrollo durante tres años con alumnos y alumnas de bachillerato del IES Cardenal Herrera Oria de Madrid. Siendo la violencia de género en la adolescencia tan severa como en la edad adulta, presenta ciertas particularidades derivadas de la vulnerabilidad del momento evolutivo, de las posibilidades de cambio facilitadas por los recursos cognitivos recién estrenados por l@s jovenes y de la coincidencia del momento con el inicio de relaciones afectivo sexuales.
De acuerdo con las políticas actuales y las medidas preventivas que desde todos los foros internacionales se recomiendan, nos dirigimos al afrontamiento del problema desde su misma raíz: la modificación de las estructuras cognitivas que lo sustentan, entendiendo que la violencia de género tiene su base en pautas culturales de gran arraigo social y larga trayectoria histórica.

Sin Excusas ante la violencia machista.

Resultado del trabajo anterior, surgió un proyecto web de difusión y concienciación sobre el origen y perpetuación de la violencia machista, que recoge algunos puntos de reflexión sobre mitos y realidades en torno a las creencias sobre todo esto. Un punto específico es el tratamiento de l@s menores expuest@s a violencia de género como víctimas directas. Presenta una guía de recursos sociales de ayuda a las mujeres clasificada por comunidades autónomas.

Psicodrama con Infancia y Adolescencia de especial protección.

La necesidad de elaborar la historia personal en términos de construcción y de futuro, la entrada en la adolescencia sobre los 3 pilares de un buen autoconcepto (autoconfianza y autoestima) y la modificación de patrones cognitivos que sostienen el comportamiento violento como conducta de elección, constituyen el abordaje propuesto en este programa para la integración social de los jóvenes a los que nos dirigimos.

La dificultad de devolver al agresor su responsabilidad de mal trato, de falta de responsabilidad en las situaciones de abandono esta determinada por el hecho de que los adultos responsables son los padres, que fracasan en sus funciones biopsicosociales y culturales, fracaso que el niño asume y atribuye a causas relacionadas con su comportamiento, actitud, aptitud, personalidad y características personales que, si bien no comprende bien acaban construyendo un concepto negativo de si mismo, y desarrollando expectativas que el entorno proyecto sobre el. Las consecuencias son todo tipo de trastornos del comportamiento, conducta antisocial, violencia, trastornos afectivos y del apego, depresión, ansiedad, fracaso escolar… marginación social.

REDES trabajo con el IMMF en varias residencias de la Comunidad de Madrid fundamentando la intervención terapéutica con los grupos de menores sobre tres eje:

  1. Una intervención planteada desde el desarrollo de capacidades resilientes del grupo y las personas, no centrada en los problemas y patologías sino en las oportunidades de desarrollo y salud. Para ello nos basamos en la definición de la resiliencia como un proceso dinámico de adaptación saludable de las personas y los grupos en situaciones de adversidad extrema, donde el individuo está implicado de forma activa en su desarrollo y en el afrontamiento de sus problemas.
  2. Una intervención que concede a las redes sociales la capacidad de perpetuar lo que somos y facilitar la superación de las dificultades desarrollando en las personas, familias y grupos, factores resilientes en tres niveles: percepción de apoyo social, sentimientos de eficacia y competencia, y un autoconcepto positivo, es de decir una sensación subjetiva de fuerza y capacidad personal que supone haber definido la propia identidad y sentido de nuestra existencia así como, el lugar que ocupamos en el mundo.
  3. Un planteamiento metodológico para realizar este trabajo, el sociopsicodrama, que crea redes de apoyo psisocial y terapéutico que facilitan el desarrollo de esos factores resilientes necesarios para un replanteamiento de la historia familiar. De este modo se imposibilita el desplazamiento transgeneracional de la violencia y su normalización como pauta de relación humana y se posibilita al tiempo la creación de nuevas construcciones desde los mismos grupos.

Proyecto Kanaima.

El colectivo Kanaima dentro de la Asociación Redes, está formado por un grupo de profesionales que deciden crear un proyecto educativo con un objetivo y compromiso profesional fundamental: dotar a l@s alumn@s de las herramientas necesarias para aprender a saber, aprender a ser, aprender a hacer y aprender a aprender autónomamente en el actual contexto mundial en el que ya se hallan inmersos.

Este objetivo general se concreta enseñando al alumn@ a aprender a estudiar e interesarse por lo que estudia así como a organizarse de forma autónoma y responsable sin necesidad de apoyos externos que organicen o estructuren su trabajo. La finalidad de la intervención es que el alumn@ acabe no necesitándo de forma permanente o continuada este apoyo dado que habrá adquirido los conocimientos, estrategias y técnicas, recursos y habilidades para desenvolverse por sí mismo.
La meta del programa es que el alumno sea capaz de:

  • Movilizar sus propias capacidades para la detección de sus principales fortalezas y debilidades de cara a:
    • la auto-organización de sus tareas y objetivos de una forma realista.
    • a saber pedir ayuda ante las dificultades puntuales que se encuentre.
  • Aprender a detectar las dificultades que encuentra dentro y fuera de su proceso de formación y potenciar la capacidad de generar soluciones creativas y proactivas ante las mismas a través de la utilización de los conocimientos, estrategias y recursos aprendidos, tanto intelectuales como afectivos y sociales.

El programa promociona la participación plena, activa y consciente del alumn@ durante todo el proceso de intervención del equipo, siendo parte activa del proceso y asumiendo un puesto de responsabilidad en el mismo, al tiempo que comprenderá, a partir del razonamiento y la propia experiencia, la lógica del método. Con ello se busca que el alumn@ conozca cuáles son los pasos lógicos a seguir para la resolución eficiente de las dificultades en el futuro.

Deja un comentario