89 grados 15 minutos y 50,8 sergundos. Ésta es la posición actual de la estrella polar, la estrella del norte. Vista desde otro planeta solo es una más entre otras muchas, pero para la Tierra tiene una importancia indiscutible. Fija en su lugar, un ancla, no importa dónde estés en el hemisferio norte: si miras a la estrella polar, miras al norte, sabes donde estás.
Pero hay otras formas de perderse: en las decisiones que tomamos, en acontecimientos que nos abruman, incluso en el interior de nuestra mente. Entonces, ¿qué puede servirnos de ancla?, ¿A qué faro podemos dirigirnos para que nos guíe de la oscuridad a la luz? ¿Y si se tratara de otras personas, vidas que tocan la nuestra de forma importante o insgnificante? Porque a diferencia de la estrella polar, la luz que ellos proyectan, nunca se desvanece.

Encontramos el amor justo donde estamos. Más allá de nuestras diferencias , hay amor y la humanidad

Deja un comentario